domingo, 15 de enero de 2017

Dirty Dancing, El Musical [Mi pequeña crónica (15/01/17)]

   
 " Now I've had the time of my life... " 

   Vengo... ¡Encantada de la vida! Soy fan de la película desde que era pequeña y sabía que el musical no me iba a decepcionar. Música y voces en directo, bailes increíbles, unos vestidos que llevaban ellas con un vuelo... ¡qué envidia! Las transformaciones del escenario para cada escena, los actores... ¡de 10! Soy tan fan de la película que me sabía hasta los diálogos, aunque han añadido cosas que en la película no salen, pero pequeñas cosas sin importancia. El actor principal (Christian Sánchez) ha sido sustituido por otro muchacho (Oriol Anglada), pero yo no he conocido al principal, así que no puedo comparar... el muchacho lo ha hecho genial, así que, para mí, Johnny ha sido él (además, se le ha visto el culete y lo tenía muy bien puesto... jijijijijijiji...), y la chica, Baby (Amanda Digón), ha estado muy bien, ha hecho su papel de patosa cuando no sabía bailar y ha bailado fenomenal cuando ha tenido que hacerlo. No quiero dejar igualmente de reconocer el trabajo de los demás actores, todos igualmente importantes, emocionales, divertidos, algunos simplemente han bailado, otros de vez en cuando decían algo, me quito el sombrero con todos. Y las voces de los cantantes, la chica te ponía el 'cutis de ave' de lo bien que lo hacía. La entrada de él para la última escena, el baile final, los ensayos, ella intentando bailar... ¡Es que se me han caído hasta las lágrimas! Y luego no podía parar de aplaudir y aplaudir y aplaudir... Se nota que me ha gustado, ¿Verdad? Lo malo de esto es que ahora quieren ir a ver 'Mamma Mía' así que... ¡A ahorrar!





Web oficial del musical: http://dirty-dancing.es/



   Buen viaje astral, ¿verdad? Se sale de mi línea habitual pero me han animado a contar mi pequeña crónica aquí y ¿por qué no hacerlo? ¡claro que sí! Ha sido un viaje en el que he disfrutado como una niña, he cantado, llorado, reído y aplaudido hasta no poder más (mañana voy a tener agujetas en los brazos)




   P.D: Si aún no habéis ido, ya estáis tardando

" ... and I owe it all to you... " 















martes, 10 de enero de 2017

'PUSH' (10/01/2017)


   Cuando ves que en una puerta pone 'PUSH' ¿Tú qué haces?

   Caminando iba anoche por la calle Serrano de Madrid con un cometido: devolver una cosa en unos conocidos grandes almacenes (que no voy a nombrar porque no me pagan por hacerles publicidad). Si has caminado por allí sabrás, seguramente, de qué grandes almacenes hablo.

   Entro en el primer edificio (es que hay tres):

   - Hola, buenas tardes - me acerco a un vendedor y le pregunto - ¿A qué planta tengo que subir para poder devolver esto? - el dependiente se asoma a la bolsa.
   - Tiene que ir al edificio de caballeros, situado en esta misma calle pero un poco más adelante y en la acera de enfrente.
   - Sí, lo conozco, muchas gracias - di media vuelta y salí.

   Crucé la calle para dirigirme al edificio de caballeros, y frente a la puerta, leo 'PUSH'. Ni corta ni perezosa, puse la mano encima del 'PUSH' esperando que la puerta se abriera sola (el poder de la fuerza me acompañaba). No se abrió. Volví a poner la mano sobre el 'PUSH' (a ver si esta vez daba resultado) y nada, que no se abría (¿qué estaré haciendo mal?)... Y llega un señor, le dejo paso, le pega un empujón gordo a la puerta y... ¡Se abrió!

...........................................

   ¡Ni 'PUSH' ni 'PASH'! ¡Que pongan 'EMPUJE FUERTE' y ya está! ¡Tanto 'PUSH' tanto 'PUSH'! ¡Si la puerta pesaba como mil demonios! ¡Y sólo había que empujar! ¡Rozando el 'PUSH' la puerta no se iba a abrir!

...........................................

   Entré con mi bolsa en la mano y le pregunté lo mismo a una dependienta que por allí se hallaba: 

   - Disculpe, ¿A qué planta tengo que ir para hacer una devolución? - le enseñé el contenido de la bolsa, y ella se asomó.
   - Tiene que ir a otros centros, pues esa marca no la trabajamos aquí. Disculpe las molestias - me contestó con un pequeño tono pijo.
   - Muy bien, gracias y buenas tardes.

   Di media vuelta, me dirigí a otra puerta en la que también ponía 'PUSH', empujé con todas mis fuerzas y la puerta se abrió. Frustrada, me fui a mi casa.

   Conclusión de este mini post: vivimos digitalizados, y crees que, con un sólo roce de tu mano, se va a abrir un mundo frente a ti... y no... ¡hay que empujar!