sábado, 5 de marzo de 2016

Modo Viaje Astral ON (06/03/16)

 
   ¿Sabíais que el microondas lo inventó un señor llamado Percy Spencer en 1945? ¿Sabéis que el microondas sirve para calentar los alimentos? Seguro que sí.

   Este electrodoméstico tan simple y tan particular a la vez, llegó a mi casa en el segundo milenio, pero no fue en mi casa la primera vez que yo lo utilicé.

   Hace muchos, pero que muchos muchos años (os hablo del siglo pasado y del milenio pasado también (¡anda que no ha llovido "ni ná")), mi primer trabajo fue cuidar a un niño que tenía por aquel entonces... siete años. Iba a recogerle todas las tardes al colegio y le ayudaba con sus deberes (tareas escolares) hasta que llegaban sus padres a casa. Los días que no tenía colegio, me iba a su casa a pasar el día con él. Si hacía buen tiempo salíamos a pasear a su perrita, si hacía malo nos pasábamos el día jugando y viendo películas; en verano bajábamos y nos bañábamos en la piscina (vaya aguadillas que me hacía el cabrito...)... lo que se suele hacer cuando no hay colegio. ¿Por qué os cuento todo esto? Pues es muy sencillo: aparte de mí en esa casa, había otra señora empleada que se encargaba de las tareas del hogar y de hacer la comida, pero ella sólo iba un rato por las tardes, y cuando yo estaba allí todo el día, me tocaba a mí preparar algo fácil. La verdad es que no me costaba nada preparar en un momento lo que me dejaba escrito la madre del nene en un post-it en la nevera.

   Recuerdo que cuando yo entré en esa casa no había microondas, llegó después que yo.

   Un día de los que pasábamos el día juntos (con la existencia del nuevo electrodoméstico calienta alimentos en su cocina), me dijo:

   - Tengo hambre ¿Por qué no vamos calentando la comida?
   - Claro, dame un minuto y voy calentando primero tu plato.

   Me fui a la cocina, saqué dos platos, abrí la nevera y cogí un táper con espaguetis y el queso rallado. Repartí la comida entre los dos platos y miré al microondas, lo abrí y metí su plato.

(Tiempo de espera)
.......
(Sigue el tiempo de espera)
.......

   - Inma, tengo hambre. ¿Qué haces? -vino el nene a decirme.
   - Te estoy calentando a ti primero los espaguetis, luego meteré los míos.
   - Inma, ¿los has metido en la nevera? ....

********** (Modo Viaje Astral ON) **********

   ... Me mira. Le miro. Miramos a la nevera. Me giro hacia el microondas (ups, no está funcionando y está vacío). Abro la nevera. ¡¡¡Tacháaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan!!! El plato de espaguetis se estaba refrescando...

   ... Me mira. Le miro. Saco el plato de la nevera y me giro hacia el microondas. Abro la puerta, meto el plato, cierro la puerta y le doy a la ruleta del tiempo. Microondas funcionando.

.................................

   Me mira. Le miro. Se echa a reír. Yo también.

   - ¡¡¡Pero qué despistada!!!
   - Pues sí cielo, es que no estoy acostumbrada yo al microondas.

   Siguió riendo (que tenía una sonrisa muy contagiosa el jodío) mientras terminaban de calentarse sus espaguetis.

   ¡Qué recuerdos! Era riquísimo el niño, un poquito bicho, pero riquísimo. ¿Sabíais que hoy ese niño tiene 26 años? Pues sí, que lo sepáis, que llevo haciendo viajes astrales desde hace muuuuuuuuuuuuuuuuuchos años... Y los que me quedan...............

   Moraleja: el microondas sirve para calentar y la nevera para enfriar. ¡¡¡Que no se os olvide!!!

   Nos vemos en el siguiente post, y mientras tanto... sed buen@s... o no...