martes, 20 de enero de 2015

De "¡Señoraaaaaaaaaaaaaaa!" a "¡Tía buenaaaaaaaaaaaaaa!" (20/01/15)

 
   Estoy en esa edad (36 años, un mes y dieciséis días) en la que los niños hace siglos que me dicen "¡señora!" (grrrrrrrrrrr), y cada vez que me lo dicen pienso que no soy tan mayor como para que me lo llamen (pero lo hacen, es un hecho).

   Esta mañana de enero, aprovechando que aún había un poco de sol, he salido a andar (hay que mantenerse en forma) bien abrigadita, que como bien dice el refranero "En enero: abrigo, bufanda y sombrero", hace muuuuucho frío y hay que abrigarse bien.

   Cuando salgo a caminar, suelo pasar al lado de un colegio, y hoy justo he pasado en la hora del recreo de los peques. Les he oído gritar a lo lejos "¡señora! ¡señora! ¡el balón! ¡señora!". Se les había salido el balón a la calle. Le gritaban desesperados (como si la vida se les fuese en ello) a una señora que no les ha hecho el mínimo caso (inhumana...... pobrecitos.....). Pero..... me acercaba yo..... y con sus ojitos infantiles me han detectado al momento.

   - ¡Señora! ¡El balón! ¡Señora!

   Les miro.
   Me miran.
   Me señalan el balón.
   Miro al balón.
   Voy hacia él.

   -  ¡Señora! - me dice uno de ellos - ¿sería usted tan amable de cogernos el balón?
   - ¡La otra no nos ha hecho ni caso! - me gritaban los demás.

   - Ya la he visto. - les contesto yo guiñándoles un ojo (aunque iba con gafas de sol y no lo habrán visto) y lanzándoles el balón.

   - ¡Gracias! ¡Qué amable! ¡Muchas gracias! - gritaban ellos.

   - No hay de qué chicos, y la próxima vez tened más cuidado.

   Procedo a continuar mi marcha cuando escucho:

   - ¡Gracias guapaaaa! ¡Macizaaaa! ¡Tía buenaaaa!

   Y yo... ¿Ein? ¡Pero si aún son mocos que no levantan ni tres palmos del suelo y ya están piropeando! Me giro, sonrío, los miro sin pararme y los veo mirándome y saltando diciéndome adiós y tía buena....

   Hoy he pasado de ser Señora a Tía Buena.

   No está mal ¿Verdad?




 

viernes, 9 de enero de 2015

Mil disculpas doña percha (09/01/15)

 
   ¡A las buenas!

   Esta tarde ha sido la primera tarde del año que he salido de compras a ver las rebajas (que no lo son tanto) y poder dar una vuelta (que ha sido difícil porque había más gente que en el metro de Japón en hora punta) por Parquesur (centro comercial del sur de Leganés).

   No he salido a mirar nada en concreto, no tengo expectativas de comprarme nada, más que nada porque no lo necesito, y por capricho no lo voy a hacer porque caprichos puedo permitirme pocos (más bien ninguno).

   He estado mirando jerseys, me apetecía comprarme un jersey, pero es que... no me veo con ninguno, y no me he probado ninguno, simplemente no me gustan los jerseys que veo, no van conmigo, no "me pegan"... y no he comprado ninguno. También he mirado cazadoras vaqueras, pero no quiero una cazadora ya desgastada y rota, la quiero entera, con toda la tela ¿es tan difícil de entender que yo quiera encontrar una cazadora vaquera en condiciones? Y para una que encuentro....... costaba 130€..... ¡Era perfecta! pero era de Tommy Hilfiger, lo cual explica su precio... ¡pero estaba entera joeeeeeeer! (cawentó)....

   No he seguido mirando más....

   Cuando he pasado por la sección de lencería, he ido a echar un vistazo a los sujetadores deportivos (me declaro fan de los sujetadores deportivos), los de la marca Shock Absorber (si no tienes uno, ya estás tardando en probarlo), y he vuelto a comprobar que me gustan todos y que tendría el cajón lleno con uno de cada modelo. Los estaba mirando cuando se ha acercado una pareja y me he retirado un poco para dejarles espacio, he dado un par de pasos hacia atrás y me he chocado con algo blando... "Uy perdón, lo siento", he dicho mientras me daba la vuelta. Pensaba que me había chocado con alguien. Resulta que me he chocado con........ (redoble de tambores tttttttttttrrrrrrrrrrrrrrrrrr.............) ¡Con una percha llena de braguitas de esas que dicen que te suben el culo!



   ¡Le he pedido disculpas a una percha! ¡Vaya tela! Si alguien me ha visto habrá pensado "pobrecita, no está bien"....

   ¿Alguien le ha pedido alguna vez disculpas a una percha? Yo sí. Hoy.

......................................................................................

  ¡Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaa! ¡Si es que lo que no me pase a mí.......................................!




 

sábado, 3 de enero de 2015

Primer post de este nuestro nuevo año (04/01/15)

 
   Antes de nada, os quiero desear un feliz año nuevo 2015 a tod@s.

   Deseo que este nuevo año traiga de lo bueno lo mejor, que se vaya de todo lo malo lo peor, que se larguen los de arriba y que suban los de abajo. Salud para los míos, salud para los tuyos; trabajo para los míos y para mí, trabajo para los tuyos.

   Que todo el mundo pueda ser un poquito más feliz.

   Deseo seguir en contacto con toda la gente que me quiere y me apoya (gracias), con toda la gente a la que quiero (si os quiero, por algo será), y deseo seguir ayudando a mi gente como he venido haciendo hasta ahora (pero no soy vuestro comodín, ojo, que aunque esté en paro no hace falta aprovecharse tanto de una...)

   He tenido el blog abandonadito unos días, ya sabéis que las fiestas navideñas son muy intensas y que hay que aprovechar el tiempo con la familia y los amigos al máximo, y este año han sido especiales porque he podido disfrutar de la compañía de una gran amiga, una gran persona, mi confidente, mi amiga alicantina (que se vino a pasar unos días a Madrid durante estas fiestas). Qué a gusto he estado con ella cuando he podido verla estos días, qué caminatas tan largas se ha dado la pobre mía por el centro de Madrid, qué risas nos hemos echado (que no somos brujas me han dicho)... Espero que haya estado bien los ratitos que ha pasado conmigo (yo al menos lo he intentado) ... Ojalá estuviésemos más cerca... La echaré de menos hasta que nos volvamos a ver.

   Creo que es el primer post en el que no se me ha escapado ninguna tontería (y ya es raro), me resulta un poco serio y fuera de mi normalidad (¿quién ha dicho que yo sea normal?), pero alguno tenía que ser el primero.....

   Voy a terminarlo dando las gracias (eso ya lo hiciste más arriba Inma, pero no importa) a todas aquellas personas que formáis parte de mi vida, gracias por estar ahí.

   Besos varios, os los repartís como queráis.

   P.D: que os traigan los RR.MM. mucho carbón, que está muy bueno.
   P.P.D: ¿y qué mujer no es bruja?